Fulgor de luciérnagas / Glow of fireflies

Llantxama/ Papiro (3)

Escrito por elfulgordeluciernagas 25-10-2012 en General. Comentarios (0)

 

La publicación de un libro en la floresta en lugar de ser un acontecimiento a la labor creativa es más una tortura. Pareciera que se estaría editando un par de zapatos de cualquier marca, eso es lo de menos. Hay desinterés de propios y extraños. No hay un mínimo de querer hacer bien estos eventos, coloniza la desgana. Es un desmadre descomunal. De personas que aprecian poco el arte, que no se emocionan ante la página de un libro. No palpan, ni huelen las hojas. Así andamos como seres invisibles y nos enfadamos cuando nos dicen, una verdad grande como la Catedral de Burgos, lo tontos que somos.

 

 

 

Llantxama/ Papiro (2)

Escrito por elfulgordeluciernagas 25-10-2012 en General. Comentarios (0)

 

 

Hace poco se publicó una noticia en los diarios donde se destacaba un ranking de las ciudades y calidad de vida. Lamentablemente, Isla Grande aparecía en el puesto 25 y ninguna ciudad de la floresta descollaba entre las diez primeras. Pero de cierta manera esa noticia es una radiografía de lo que pasa en esas ciudad: caóticas, ruidosas, desnortadas... obviamente con este laureles estamos en la cola. ¿Se podrá hacer algo? Me temo que no. En otro diario salía una foto de una líder política de una de estas ciudades con una mujeres de una asociación que le habían regalado 50 basureros en una ciudad de casi 500, 000 personas ¿Hacia dónde con estos despropósitos?

 

OTRO SÍ. Nadie quita la buena voluntad de estas señoras de donar basureros pero de ahí a destacarla como noticia es un indicador que algo anda mal.

 

Llantxama/Papiro

Escrito por elfulgordeluciernagas 23-10-2012 en General. Comentarios (0)

 

¿Será acaso la vanidad o narcisismo? Ha ganado el mayor premio literario, económicamente hablando, y sigue recibiendo premios y laureles con recompensa monetaria ¿hará caja para sus descendientes? ¿Tendrá límites? Diferente la actitud de otro Nobel sudamericano que se ha refugiado para sí mismo y ha renunciado recibir más premios. Esa relación entre lo jugosamente patrimonial y la Literatura no la entiendo. ¿No es un matrimonio muy forzado?

 

 

 

 

 

Icaro X

Escrito por elfulgordeluciernagas 23-10-2012 en General. Comentarios (0)

El pez boqueó con tal fuerza que se escuchó desde lejos. Salió a comer alguna fruta, dijo mi padre. Al emerger de lo profundo de las aguas y dar un pequeño brinco se divisó el lomo gordo. Era una cocha grande. El sol daba un brillo particular a estas agua negras. Suelta ahí el anzuelo, me apuró mi hermano. Tiré para atrás la caña de pescar y la lancé donde aparentemente salió a respirar el pez. Suelta más hilo. Es un tucunaré, sentenció mi padre con su experiencia. Ufff ojalá lo cojamos, tu madre se pondrá contenta. Una escena de postal. De un momento a otro escuchamos un disparo y cayó al agua herido Pedro García, un viejo y risueño pescador, hacía chanza a todos. Súbelo rápido, este lago tiene pirañas. Momento tenso. En medio de la maraña leímos un cartel que decía: NO SE PUEDE PESCAR. COMITÉ DE DEFENSA DEL LAGO LINDO.

 

 

 

 

Icaro (IX)

Escrito por elfulgordeluciernagas 20-10-2012 en General. Comentarios (0)

La cara del cielo era lánguida. Corría un viento fresco que si te descuidabas te penetraba al cuerpo. Me puse un polo, camisa de franela y una polar. Miramos el mapa y enrumbamos al Jardín Botánico y no perdíamos de vista al lago Le Léman, es una inmensa cocha que engalana la ciudad. El agua me relajaba. El autobús no se detuvo hasta la misma puerta del jardín. Los árboles estaban trajeados de color naranja/amarillo que contrastaba al color tristón del cielo. Como guiados de la mano de los sueños nos detuvimos en la entrada del invernadero tropical. Sonja miraba que mis ojos se iluminaban. Saltaba de contento dentro de mí. En el invernadero habían reproducido ese ecosistema tropical, se escuchaba la grabación del cántico de un paucar. Ella cámara en mano retrató a unas Victorias regias [le pusieron ese nombre por una reina inglesia, que crueldad e ironía]. Yo seguía a mi aire hasta toparme con una vitrina con semillas de plantas de la floresta y la más sobresalía era la Hevea brasiliensis. Sí, el caucho. Mi corazón se llenó de congoja y alegría al mismo tiempo, me mojaba de contradicciones, esas emociones pendulares raspaban mi conciencia. Era albardear mi memoria. Aquí en Ginebra y echados sobre el jardín.